Saltear al contenido principal
Nota – El siguiente artículo acerca de la historia del hormigón y acero de .refuerzo fue tomado en parte del manual de Ironworkers Reinforcing.

«El concreto es esencialmente una roca hecha artificialmente, y es uno de los materiales de construcción más importantes y duraderos.”

Prueba histórica de la importancia y durabilidad del concreto se puede encontrar en el Panteón de Roma, que fue construido alrededor de 117-124 a.c. – hace más de 2.000 años. Esta antigua estructura fue construida con paredes circulares de unos 20 pies de espesor y una cúpula hemisférica que abarca 142 pies. El concreto utilizado era una mezcla de cal, un agregado de roca volcánica blanda y una tierra local o arcilla llamada «puzzolana» que se encuentra en las cercanías de Roma.

Lo que sigue es un cronograma de hechos interesantes sobre el cemento y acero de refuerzo:

Los ingenieros austríacos hicieron grandes avances en la teoría y la práctica en la década de 1890, y pronto se desarrolló el uso de formas de acero estructural como refuerzo. Durante el mismo período, François Hennebique de Francia y Ernest L. Ransome en los Estados Unidos fueron los primeros en utilizar hormigón reforzado en la construcción de edificios. Ransome, en sus experimentos iniciales, originó la barra cuadrada retorcida de la cual los patrones numerosos de barras deformadas han evolucionado. El éxito de estos dos hombres alentó el estudio de esta materia, dando lugar a la introducción de varios métodos de refuerzo tanto en Europa como en América del Norte.

A.P. Turner de Minneapolis ideó una losa sin vigas o plana llamada la «losa de hongos» en 1906. Por ese tiempo, el uso de concreto reforzado incrementó en popularidad, cada vez más hasta el día de hoy.

El concreto por sí solo tiene muy poca resistencia a la tracción. Por lo tanto, debe ser reforzado para evitar alguna ruptura. Cuando la construcción es tal que la tensión puede ocurrir, el acero de refuerzo está incrustado en el hormigón para soportar esa tensión. El hormigón armado es una combinación de acero y cemento utilizando las mejores propiedades de cada uno; la resistencia al aplastamiento del hormigón y la tensión, o resistencia a la tracción del acero.

La combinación de elementos estructurales de hormigón y reforzado con barras de acero, colocados de manera que soportan las tensiones de tracción son resistentes y fiables. El hormigón, además de proporcionar resistencia a la compresión, también protege el acero contra la corrosión y el fuego. Ingenieros calificados diseñan estructuras de hormigón armado, y los dibujos se hacen para mostrar el tamaño y la ubicación del acero de refuerzo.

Fue a principios de 1900, cuando los herreros establecieron jurisdicción sobre la descarga, manipulación e instalación de acero de refuerzo para la construcción del hormigón. Después de poco tiempo los obreros de hierro (o herreros) llegaron a ser expertos en la colocación de acero de refuerzo. Por lo tanto, las empresas encontraron que la forma más eficiente de realizar un trabajo que requería el uso de este material era contratar a miembros de la Asociación Internacional de Herreros Estructurales. Posteriormente, el nombre del sindicato fue cambiado a la “Asociación Internacional de Obreros de Hierro” (de puentes, estructuras, y ornamental).

A medida que la demanda de más edificios y construcción incrementó en los Estados Unidos y Canadá, también aumentó la demanda de obreros de hierro más capacitados. Aunque muchos edificios fueron construidos de acero, muchos otros eran de hormigón armado. El número de trabajadores cualificados en esta rama de la industria del hierro¬ ha incrementado y hoy en día, muchos edificios, estructuras y puentes están diseñados, no sólo para soportar un peso tremendo, sino también para adaptarse a la arquitectura moderna «.

Haga clic en los siguientes enlaces para obtener más información sobre la historia de Ironworkers:

Volver arriba
×Close search
Buscar